Blogia
Desordenada Habitación

El final del verano

El final del verano Llegó el final del verano, y con él la tristeza inherente a estas fechas. Si bien todavía no estamos cubiertos de hojas caducas que inunden el suelo con su manto, sí que es cierto que me siento un poco más apagado.

Esta semana no ha sido nada fácil. Desde el 11 de marzo no había pasado por un hospital. Todavía tengo esas imágenes grabadas en mi cabeza y no quiero recordarlas de forma grtuita, pero esta semana me ha sido imposible. Un hecho trágico en la vida de Sonia sucedió y no he podido estar tranquilo desde entonces. Ni allí, sintiéndome extraño con toda su familia, ni en mi casa, ni con mi gente. No he salido a penas porque no tenía ninguna gana de hacer nada. Sólo espero que esto pase pronto porque es una familia buena como pocas y no merecen el dolor que se les está infligiendo.

Justo ahora que parecía que poco a poco veía algo de luz en el túnel y había tomado alguna decisión acorde con mis sentimientos, ocurre de todo para evitarme avanzar. Y lo poco que avanzo es tan extraño para mí que no lo hago bien. No apoyo todo lo que debería a Sonia, no estoy bien para nadie, no respondo, no sé qué me ha pasado estos días, pero deseo que no se alargue mucho en el tiempo.

En otro orden de cosas, sólo decir que cada vez tengo más claro el paso de marchar hacia las américas, ver a Juanillo, y buscar algo por allí, fuere lo que fuere. La fecha sigue siendo la misma, el 1 de enero, y bueno, sólo espero poder decir dentro de unos años que fue la decisión más acertada que pude tomar.

Echo de menos muchas cosas. Pero lo que más echo de menos es la tranquilidad. Ayer lo comentaba con un gran amigo. Me siento completamente en un vacío. Un malestar que viene siendo rutinario desde hace ya años, y del que no puedo deshacerme.

Para mí, el verano se va tal como vino: sin hacer ruido. No he descansado física ni mentalmente, y ya me está pesando en el alma el sentirme tan apagado. Es curioso lo bien que finjo delante del resto de personas.

Tras todo lo que ha sudedido, o mejor dicho, después de todo lo que no ha ocurrido este estío, sólo puedo quedarme con esa maravillosa reflexión que escribieron para el paquete de Elijah Wood en El Señor de los Anillos:
¿Cómo se retoma el hilo de toda una vida?. ¿Cómo seguir adelante?, cuando en tu corazón empiezas a entender, que no hay regreso posible. Que hay cosas que el tiempo no puede enmendar. Aquellas que hieren muy dentro. Que dejan cicatriz.

FOTOGRAFÍA
Sapo en San Diego (California), Febrero de 2004, cortesía de Larry Ellison, presidente de Oracle, jajajaja!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

chemo -

al menos sientes... sientes vacío, sinetes tristeza, sientes ilusión,... imagínate que no sintieses nada. NADA. que todo fuese levantarse ir, venir, acostarse. Y el día siguiente, y el otro y el otro y nada pasase por tu cabeza. Que hubiese perosnas a tu lado y que no te parases ni a mirarles a los ojos, que nos dieses un abrazo, que no quisieras escribir este blog, que no descubrieras emoción en un coro de un nuevo grupo punk de san diego... eso seria doloroso.... sobre todo para nosotros, los que compartimos todo contigo, o los que estamos a tu lado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres